Innovación social: emprendimiento, filosofía y metodología

La cuestión infinita, que no se cierra numéricamente nunca es esa: el ser humano. Sacar del ser humano lo mejor. No creo que ningún ser humano esté llamado a la mediocridad, a la vulnerabilidad, al sufrimiento, todos somos fuego que hay que encender. Me centro siempre en que todo ser humano está llamado a la grandeza, por nuestra propia naturaleza, sin pensar en culturas, países… Así, estudié y me gradué en trabajo social, pensamiento que hoy y aquí puedo ratificar apoyado en mi experiencia vital y profesional.

Como siempre digo, «a todo ser humano nos mueve la motivación hacia la acción».

Principalmente destacando:

-Entornos seguros

-Sentirnos reconocidos

-Pertenencia al grupo

-Desafío. Si no hubiera retos en la vida sería aburrida, no hay quien aguante solo la zona de confort.

-Crecer, mejorar, generar estatus.

-Contribuir al bienestar de los otros.

Apoyada en esto, que son claves de vital relevancia en la vida de las personas, decidí mi destino profesional y por ende mi proyecto personal Nuevo Hogar Betania. Puedo comentar numerosos ejemplos de que en todo ser humano hay potencial, hay grandeza, creando siempre espacios de oportunidad para que las personas puedan mostrar su propio potencial.

Cuando en nuestras vidas se dan algunas de las motivaciones que he puntualizado, podemos generar cambios reales en las personas, esto somos y hacemos diariamente en Nuevo Hogar Betania. Un proyecto local que nace en La Línea de la Concepción (Cádiz), en julio de 2011, sin tener nada en lo que poder afirmar: «Esto va a salir adelante». Sin saber cómo, os lo confieso, no daba tregua en mi día a día para buscar lugar, financiación, voluntarios, donde destinar toda mi energía. Y así empezó todo, creyendo en que los sueños se hacen realidad y que por supuesto hay que darle alas. Comencé a proyectar, a reunirme con numerosas personas, empresas, para contar mi proyecto a más de 500 personas/empresas.

Gracias a la ilusión y las ganas, que creo que eran bastante contagiadoras, empezaron a llegar personas y empresas que estaban interesadas en participar en la acción.

Lo que en 2011 era un proyecto local que solo se dedicaba a cooperar en la vida de las personas sin hogar, hoy es un proyecto nacional con delegaciones en Andalucía, Extremadura, Madrid, País Vasco e Islas Canarias, con más de 80 trabajadores y más de 37 proyectos activos a nivel nacional y, muy importante, una media de edad de 34 años y con vistas al paso internacional.

Filosofía: la ingeniería de caminos humanos con la suma de la actitud: «Nada tiene límites si uno quiere construir algo, lo que sea, porque querer más crecer es igual a poder».

Para NHB, los cuatro principios básicos como ser humano para que todo se fusione y funcione son:

  • Querer a las personas
  • Creer en ellos
  • Valorarlas
  • Potenciarlas

Principios que pueden llevarse a cabo en cualquier tipo de contexto y son sumamente necesarios. Es importante que todos pensemos en una cosa muy relevante en el talento, es que tiene una forma de descubrirse muy curiosa, por algo tan natural en ti mismo que no le das importancia.

Las cosas cuando son naturales, no le das valor, ya os digo que hay que buscar el talento en algo que es natural, ese talento que va dejando huellas aunque parezcan invisibles y tienen muchas formas de expresión.

Mirad al ser humano y ahí está el talento esto es clave. Ver a todo el mundo con grandeza con potencial.

El impacto que podemos hacer en cualquier edad es impresionante, y por supuesto, la clave de todo es querer.

Donde el ser humano entiende que tiene un desafío es en el querer y cuando esto es aplicado en nuestro caso con la población a la que nos dirigimos, se tienen los mejores resultados. Como decía, querer más creer.

En esta misma línea de creación, emprendimiento, filosofía. NHB entiende la mirada y su significado, vuestra/nuestra mirada, la de cada uno de nosotros y vosotros, ya que podemos transformar a las personas.

La educación condiciona y tiene mucho que ver en el corazón, no somos consciente por qué no nos han contado de cómo la mirada condiciona. Nuestra mirada condiciona necesariamente la calidad del vínculo con el otro, pero no solo el vínculo sino las posibilidades de realización; a esto le llamamos la mirada apreciativa.

Si hacemos una pequeña parada en esta lectura y recordamos a las personas que nos han causado una influencia positiva en nuestra existencia, que nos dieron alas y un lugar seguro… Si pensáis en estas personas, nos daremos cuenta de que surge el milagro de la mirada apreciativa. En ocasiones o casi siempre, no tiene ni necesita palabras, no somos consciente de la importancia de trenzar diversos y diferentes universos.

Por todo esto que os estoy contando, mi vida, mi trayectoria personal y profesional se trenzan en una misma. Lo que os decía, el principio de: realidad, placer y deber. Cuando somos capaces de pensar y de trenzar estos tres principios, tenemos más capacidad de conseguir los objetivos de nuestras vidas.

Remar a contracorriente nos ha hecho a todos los que somos Nuevo Hogar Betania, una entidad relevante del tercer sector a nivel nacional y sin programarlo, y casi internacional. Experiencia de más de 18 años que me inspiran, que nos dan anclaje en la memoria y nos dan referente de cómo se superaron las dificultades.

Os quiero contagiar, entusiasmar con mi historia/nuestra historia, para que sirva de ejemplo a otros, para que lo que cada persona decida hacer, se valore como lo más correcto. El esfuerzo es un instrumento, no es un valor final.

"Nada tiene límites si uno quiere construir algo, porque querer más es igual a poder"

Como claves están: el entusiasmo, la pasión, la alegría, el esfuerzo, el reconocimiento, liberándonos de proyecciones pre-elaboradas y de prejuicios. Esto para mí es y ha sido el mayor aprendizaje.

Todo esto es lo pongo en práctica con mi gente, con mi tribu, mi equipo de todos los puntos del mapa; admirar su trabajo, su implicación, respetarlos, reconocerlos, darles afecto y como decía el alquimista: «cuanto mayor es el conocimiento, más grande es el amor pero cuanto más grande es el amor, más queremos saber.»

Todo esto es fruto de la buena actitud, tratando de hacer siempre las cosas pequeñas ordinarias y sin quererlo ni darnos cuenta, convertirlas en totalmente extraordinarias.

La actitud multiplica la manera de conseguir los objetivos. ¡Yo le di alas a mis sueños!

Defiendo la calidad del servicio humano al propio ser humano, siempre desde una perspectiva holística e integrada que está medida a través de la experiencia de cada persona que atendemos, además de los sistemas de control de calidad externos que así lo afirman.

Nuestra metodología innovadora socialmente, es fruto de un trabajo integral e intenso de campo, desde el fango, con una selección de las técnicas y métodos de procesos de intervención psicosocial y educativo, que ejercen una acción transformadora en la vida de las personas para las que cooperamos diariamente. Se mide a través de los resultados de éxitos, la escalabilidad de la persona para conseguir los objetivos de sus procesos vitales y su evidencia en la normalización plena e inclusiva de su propia vida. Está analizada, planteada, orientada y fundamentada en el ser humano, conjugada con la participación activa de la persona como principio fundamental en el proceso y la actuación que va a producir esta metodología. 

Como línea horizontal, igualmente, estamos ante una metodología que es creada por nosotros, la cual lideramos pero que igualmente damos a otras entidades sociales privadas y públicas, sea cual sea el carácter y su dimensión, la oportunidad de aprender de ella y por supuesto, replicarla. Nosotros motorizamos el conocimiento de la metodología y a su vez, el conocimiento propio de ella cuando llega a destino deseado, se replica y puede replicar porque otros agentes de cambio así lo hagan y lo provoquen, como efecto dominó y del resultado de éxito que da y que ofrece.

¿Cómo sabemos esto? Por nuestra puesta en conocimiento a otros (entidades públicas y privadas de cualquier esfera (local, provincial, autonómica, estatal e internacional), por solicitud de estos agentes que señalamos, o bien por demandas de casos de estos agentes que nos comunican que conocen nuestro sistema de trabajo pero no conocen aún la posibilidad de conocer profundamente la metodología, pero sí nos contactan porque directamente quieren que actuamos con algún caso a través de nuestro sistema/modelo de trabajo. Estas son las formas de conocimiento de nuestro modelo de trabajo.

Desde aquí, como puntos iniciales de conexión, establecemos alianzas y colaboraciones que nos llevan al mismo destino: La plena inclusión del ser humano, sea cual sea su situación vital precedente.

Nuestro bagaje y experiencia en nuestra metodología, nos detalla que actuamos en esta cuestión infinita que es el ser humano de una forma muy destacada. Con el posicionamiento en el centro de la persona, exprimiendo su potencial, como punto base en nuestra metodología, la mirada apreciativa, de la que os he hablado.

Si en 10 años hemos conseguido lo que os he comentado, dentro de otros 10 años, esperamos que sea posible que la ponga en práctica quien lo desee en cualquier rincón del mundo, tal como está aconteciendo ahora, por el boca oído, por ganas de otros agentes de cambio de que los ilustremos o por cualquier razón viable.

El emprendimiento social, las ganas, la actitud transformadora y sobre todo, nuestra metodología de trabajo para y por el ser humano con situaciones de vulnerabilidad en cualquier eje de la exclusión social. 

Empezamos con una financiación de 0 euros y ahora estamos ante un financiación de 3 millones de euros aproximadamente y con un capital humano sin valor numérico. Pero sí hablan las cifras de personas en inclusión plena, más de 30000 personas, fruto del trabajo profesionalizado con nuestras estrategias y acciones de intervención sistémica de la propia herramienta base de NHB, nuestra metodología holística e integradora.

 

 

 

 

 

 

Reservados todos los derechos. No se permite la reproducción total o parcial de esta información, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otros) sin autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. La infracción de dichos derechos puede constituir un delito contra la propiedad intelectual.