ÁREA PERSONAS PRIVADAS DE LIBERTAD

Proyectos

Programa de intervención para agresores de violencia de género en medidas alternativas (PRIA-MA)

El Programa de intervención para agresores de violencia de género en medidas alternativas (PRIA-MA) interviene con hombres penados por violencia de género que no ingresan en prisión a condición a asistir al programa de intervención. El Programa pretende extinguir cualquier tipo de conducta violenta dirigida hacia la mujer, así como la modificación de todo tipo de actitudes y creencias de tipo sexista en aquellas personas sometidas a penas alternativas por la comisión de delitos de violencia de género.
Se trata de un programa desarrollado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que consta de 10 módulos terapéuticos en los que se abordan grupalmente las necesidades criminógenas de los participantes en un total de 32 sesiones.

Programa de educación vial en las prisiones españolas

El programa permité que los presos interioricen valores cívicos en el uso de las vías públicas.
 
  • Prevención de las drogodependencias en mujeres privadas de libertad. su Objetivo general es: Desarrollar habilidades y capacidades personales que reduzcan la vulnerabilidad frente a los consumos de drogas y otras conductas susceptibles de provocar adicción en mujeres privadas de libertad. ( Andalucía y Extremadura)

Prevención y reducción del riesgo de consumo en mujeres privadas de libertad

En las mujeres privadas de libertad, la drogodependencia va relacionada, además, con una alta sintomatología depresiva, con alto riesgo de autolisis, padecimientos físicos y psiquiátricos, e irritabilidad, sintomatologías que están frecuentemente en correlación con su historial pasado de violencia familiar, y abusos sexuales (estrés postraumático). Son mujeres vulnerables con una gran necesidad de tratamiento. Son condicionantes anteriores a su entrada en prisión, y que se agravan en ella.

Por todo lo anterior proponemos un programa preventivo dirigido a un colectivo minoritario en prisión (7, 4 % del total) pero que tiene características y necesidades propias que deben ser abordadas. Las personas privadas de libertad son un colectivo considerado de riesgo con respecto al consumo de drogas, la privación de libertad y ciertas características biopsicosociales las hacen especialmente vulnerables.

Las intervenciones preventivas tienen como objetivo reducir los factores de riesgo y aumentar los factores de protección frente al consumo de drogas y otras conductas susceptibles de generar adicción. Este objetivo se consigue mediante la aplicación de diferentes estrategias, implementadas en distintos ámbitos. Es por este motivo por el que proponemos un programa preventivo.

Destinatarias: Mujeres privadas de libertad, cumpliendo segundo o tercer grado de tratamiento penitenciario en alguna prisión o CIS de Andalucía o Extremadura.

Equipo